Cómo usar una laptop con la pantalla cerrada

Laptop HP con la tapa semicerrada

Mantener cerrada la tapa del ordenador portátil y poder seguir trabajando con ella como si fuera un ordenador de escritorio resulta útil en diversas situaciones. Por ejemplo, cuando la tenemos conectada a un monitor externo debido a un daño en su pantalla integrada o también por disponer de una pantalla externa de mayor tamaño. 

Para esto, como es obvio, necesitamos contar con suministro eléctrico, así como un teclado y un ratón externos. Además, hay que hacer un sencillo procedimiento que desactive el comportamiento habitual que tiene el ordenador portátil cuando cerramos su tapa. Es decir, pasar al estado de suspensión o hibernación. Todo ello se realiza desde el Panel de control de Windows siguiendo estos pasos.

Cómo mantener encendida tu laptop con la tapa cerrada

  1. Haz clic en Inicio y en recuadro Escribe aquí para buscar, escribe panel de control. De la lista de coincidencias, selecciona la aplicación Panel de control.
  2. Ahora, haz clic en Hardware y sonido > Opciones de energía.
  3. En la sección lateral de la ventana que se abre, haz clic en Elegir el comportamiento del cierre de la tapa.
  4. Ahora, navega hasta la sección Al cerrar la tapa y selecciona la opción No hacer nada para ambos estados de funcionamiento: Con batería y Con corriente alterna.
  5. Para terminar haz clic en Guardar cambios.

A partir de ahora, cuando cierres la tapa de tu portátil seguirá funcionando si entrar al modo de suspensión, por lo que deberás tomar las precauciones necesarias en el caso de decidas transportarla en una mochila o maletín cerrado en ese estado sin antes haberla apagado, pues podría sufrir un recalentamiento excesivo y provocar algún desperfecto.

Comparte esta entrada en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba